Saturday, November 04, 2006

Una vez al año...no hace daño

Pues sí, el fin de semana pasado se celebró el XII Salón del Manga de Barcelona, en la Farga, Hospitalet de Llobregat. Tres días de culto para aquellos que adoramos todo lo que está relacionado con oriente.
Como cada año los más inteligentes son los que van los viernes, los suicidas son los de los sábados, y los ajosos los de los domingos.


Medios sanitarios para ayudar a los catatónicos

El viernes es el mejor día para comprar merchandising, manga, revistas, figuras, chapas y cebarte a mirar stands una y otra vez. Este año incluso el viernes fue bastante más gente de la que pudimos imaginar, aunque la mayoría de ella se pasó toda la tarde ante el escenario observando a los atrevidos que participaron en el karaoke, entre ellos un gran hombre disfrazado de superman y que nos deleitó con la canción de MAZINGA SETA, tal y como él mismo decía. Lo peor que nos persiguió durante los tres días, fue la avalancha de merchandising de series manga como Nana o Death Note. Dios mío, no se había visto tal despliegue de bolsos, anillitos, monederitos y chominaditas desde la boda de Elton John. Cabe decir que pasaremos por alto la persecución del programa de AR a todo aquel que iba disfrazado. Corramos un tupido velo...


El sábado otro gallo cantó, o mejor dicho otro gallo gritó. La cola desde primerísima hora era ya infinita, este año incluso había que esperar para entrar en la cola de disfrazados. Una vez dentro el despliegue de agentes de seguridad era amplísimo. Nos trataban como borregos directos al matadero y cual árbitro de fútbol se tratase, todos con el silbato en la boca. La marabunta de aficionades este año ha sido de las peores que recordamos. La gran sorpresa para aquellos que creíamos que nos veriamos saturados de Narutos fue, que todos los Narutos de otros años se conviertieron en Death Notes, manga del cual se agotaron existencias, One pieces y en Bleaches, y muchísimo pero muchísimos Final Fantasy.


A suerte de muchos y pesar de otros aproximadamente a las 3 de la tarde del sábado se cerraron las taquillas de venta de entradas, lo que hizo que mucha gente tuviera que volverse a casa sin conseguir entrar.

Las grandes actuaciones, lo que ha hecho que este fuera uno de los mejores salones en lo que se refiere a despliegue de medios, fueron las apariciones de Akira Kushida y Hironobu Kageyama, que nos hicieron volver a nuestra tierna infancia con canciones como Chala Head-Chala y Saint Seya.
El sábado por la tarde los aficionados y seguidores del rock japones pudimos gozar de la fantástica actuación del grupo visual Blood, que aunque no es de los más conocidos del panorama músical, dejó un muy buen sabor de boca.


Blood es el grupo visual japonés al que todos adoramos

Por salud de todos esperemos que el año que viene se elija otro recinto mayor para realizar el Salón, porque como pudimos comprobar algunos, la Farga se ha quedado bastante pequeña



~Arashi~

3 comments:

Kirye said...

Yo creo que el cartelito cosplayero necesita una explicación para él mismo XDD

Flabistanon said...

No creo que necesite más comentarios xd
Al final se han conseguido subir las imagenes. Enhorabuena! Lo suyo ha costado xdd
Buen artículo, el primero de muchos otros espero xd
He puesto un contador de visitas en la parte inferior, a ver que os parece, creo que era el que mejor pegaba con el nombre del blog xd

Anonymous said...

La verdad es que cada vez hay más y más adictos al dibujo japonés. (¡¡Noooooo!! ¡Goku, Pikachu, Naruto: Vienen a por nosotros! ¡¡Aaaaaaargh!!)

El próximo festival de manga podéis celebrarlo en mi casa xP